lunes, 5 de marzo de 2012

Carta de respuesta del Subcomandante Marcos a Baltasar Garzón





"Si el señor Fernando Baltasar Garzón Real derrota en buena lid al Subcomandante Insurgente Marcos, tiene derecho a desencapucharlo una vez delante de quien le venga en gana."




EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACION NACIONAL
MEXICO
7 de diciembre de 2002.
Al Sr. Fernando Baltasar Garzón Real, magistrado-juez del Juzgado Central de Instrucción No. 5 Audiencia Nacional c/. García Gutiérrez 1 28.004, Madrid España. Señor Baltasar Garzón:

Leí la carta que me dirige, fechada el día 3 de diciembre del presente año y publicada el día 6 de los corrientes en el periódico mexicano El Universal. En ella, además de permitirse insultarme con toda clase de calificativos, me reta usted a un debate en lugar y fecha a mi elección.
Le comunico a usted que acepto el reto y (como mandan las leyes de la andante caballería), puesto que soy yo el caballero retado, me corresponde a mí fijar las condiciones del encuentro. Estas son las condiciones:


PRIMERO. El debate se realizará en las Islas Canarias, más en concreto en la llamada Isla de Lanzarote, el día 3 al 10 de abril del año 2003.
SEGUNDO. El señor Fernando Baltasar Garzón Real deberá conseguir las garantías y salvoconductos necesarios y suficientes, tanto del gobierno español como del mexicano, para que el caballero retado y seis de sus escuderos puedan asistir al desafío y volver con bien a sus lares. Los gastos de traslado y hospedaje del Subcomandante Insurgente Marcos y su comitiva serán cubiertos por el EZLN, que para eso son los coyucos, las tostadas, los frijoles y el pozol; a más de que, para pernoctar, el andante (o navegante caballero) no necesitará más techo que el digno cielo canario.
TERCERO. En el mismo lugar del debate, en forma paralela pero no simultánea, se realizará un encuentro entre todos los actores políticos, sociales y culturales de la problemática vasca que así lo deseen. El tema del encuentro será ''El País Vasco: caminos''.
CUARTO. El señor Fernando Baltasar Garzón Real deberá asistir, a hablar y escuchar, a dicho encuentro. Además deberá esforzarse por convencer al gobierno español de que contribuya, con medidas de distensión, a crear un ambiente propicio para el acto, y exhortarlo a que envíe una delegación de nivel al encuentro, sin importar que no tenga capacidad de decisión, pues sólo se les pide que escuchen y hablen.
 QUINTO. El caballero Subcomandante Insurgente Marcos deberá asistir a dicho encuentro pero sólo a escuchar, porque el tema es algo que compete sólo a la soberanía del pueblo vasco.
Además, el Subcomandante Insurgente Marcos deberá dirigirse a la organización vasca Euskadi Ta Askatasuna (más conocida por sus siglas: ETA) pidiéndole una tregua unilateral de 177 días, periodo en el cual ETA no deberá realizar ninguna acción militar ofensiva. La tregua de ETA deberá iniciar la madrugada del día 24 de diciembre de 2002.
De igual manera, el Subcomandante Insurgente Marcos deberá dirigirse a las organizaciones políticas y sociales vascas, y al pueblo vasco en general, invitándolos a organizar y realizar el encuentro antes mencionado.
El Subcomandante Insurgente Marcos se dirigirá también a la sociedad civil española y vasca pidiéndoles que se movilicen en la campaña ''Una oportunidad para la palabra'', cuyo objetivo es presionar al gobierno español y a ETA para que creen, en toda la península ibérica, las condiciones adecuadas para la realización del encuentro.
SEXTO. El ganador del debate será elegido por un jurado formado por siete personas, todas ellas del Estado español. El Subcomandante Insurgente Marcos le cede al señor Fernando Baltasar Garzón Real el privilegio de nombrar a cuatro de los miembros del jurado y a designar a quien habrá de presidirlo y, llegado el caso de un empate por abstención, decidir con voto de calidad quién es el vencedor en la justa. Los otros tres miembros del jurado serán invitados por el EZLN. 

SEPTIMO. Si el señor Fernando Baltasar Garzón Real derrota en buena lid al Subcomandante Insurgente Marcos, tiene derecho a desencapucharlo una vez delante de quien le venga en gana. Además, el Subcomandante Insurgente Marcos le pedirá disculpas públicamente y se someterá a la acción de la justicia española para que lo torturen (justo como torturan a los vascos cuando son detenidos) y responda a las acusaciones en las que abunda la carta del señor Garzón Real, fechada el 3 de abril de 2003.
Si, por el contrario, el señor Fernando Baltasar Garzón Real es el derrotado en buena lid, se compromete a asesorar jurídicamente al EZLN en las demandas que, acaso como último recurso pacífico zapatista y ante las instancias jurídicas internacionales, se presentarán para exigir el reconocimiento de los derechos y la cultura indígena, los cuales, violando las leyes internacionales y del sentido común, fueron desconocidos por los tres poderes del gobierno mexicano.

Matanza de Azteal
Además, si le es posible y le viene en gana, representará legalmente al EZLN frente a dichas instancias internacionales SÓLO en lo que se refiere a la demanda de reconocimiento jurídico de nuestros derechos y cultura.

Esto será así pues también se presentarán demandas por delitos de lesa humanidad en contra del señor Ernesto Zedillo Ponce de León, responsable de la matanza de Acteal (perpetrada en las montañas del sureste mexicano en diciembre de 1997) donde fueron ejecutados hasta 45 niños, mujeres, hombres y ancianos indígenas. Como se recordará, el señor Zedillo fue recientemente premiado por el señor José María Aznar, jefe del gobierno español, por su participación en la matanza.
De la misma forma se presentarán demandas en contra de los jefes de gobierno español que, durante el mandato del señor Zedillo en México, fueron cómplices de él en ésta y otras agresiones a los pueblos indios mexicanos.
Estas condiciones no son negociables, el señor Fernando Baltasar Garzón Real deberá responder, en un plazo razonable, si las acepta o no. En cambio, los detalles del debate podrán ser acordados por los equipos padrinos del desafiante y desafiado.

Señor Fernando Baltasar Garzón Real: como podrá ver en las copias de las cartas que le adjunto, he iniciado ya la tarea de cumplir con la parte que me toca.
De gachupín a gachupín, pues un cuarto de sangre hispana me corre por las venas, espero que ahora entienda y se mantenga en la disposición de llevar adelante el debate al que me reta.
Tiene usted la oportunidad de elegir: o pone sus conocimientos y habilidades al servicio de una causa justa y noble (y de paso demuestra que la justicia internacional no sirve sólo para avalar guerras y solapar criminales), o sigue donde está, recibiendo las caricias de quienes arriba son porque son sobre la sangre y el dolor de los de abajo.
Vale. Salud y que todo esto sirva para darle una oportunidad a la palabra.
Desde las montañas del Sureste Mexicano. Subcomandante Insurgente Marcos.
Diciembre de 2002.



PD. Sepa, su señoría, que todos los insultos que me prodiga en su carta me dejan prácticamente i-n-a-m-o-v-i-b-l-e. Lo que sí me dolió, harto, es lo de la ''ridícula pipa''. Por eso ya me estoy labrando una nueva que, ya se verá, causará furor cuando la estrene en la Gran Vía y en las Ramblas. Por cierto, ¿se puede fumar frente a la Cibeles?
OTRA PD. Lo de ''barco a la deriva'' sí me tiene preocupado. ¿Quiere decir que las costas que ahora avizoro no son las de la isla El Hierro (considerada el fin del mundo hasta el descubrimiento de América), sino las de la isla de Java? Ya decía yo, cuando pasamos a un lado de Krakatoa, que, para variar y hacer honor a lo de ''zapatistas'', habíamos elegido el camino más largo. Suspiro.


Publicar un comentario en la entrada